¿No tomas lácteos?

Las personas que, por el motivo que sea, no toman lácteos tienen siempre el temor de no poder aportar suficiente calcio a sus huesos a través de la dieta, ¿verdad?

El calcio es uno de los nutrientes fundamentales para conseguir huesos y dientes fuertes, y se encuentra presente -en buenas cantidades- en muchos alimentos de origen vegetal.

Eso sí, además de tener presente el listado de alimentos ricos en calcio, es importante que sepas de qué manera puedes maximizar la absorción de este nutriente fundamental (de esto te hablaremos en unos días).

Entre los alimentos de origen vegetal más ricos en calcio encontramos:

🔹el brócoli,
🔹la col rizada,
🔹la col kale,
🔹el coliflor,
🔹el repollo,
🔹las alubias,
🔹los garbanzos,
🔹las almendras
🔹las semillas de sésamo.

Ahora bien, de estos alimentos, aquellos que tienen mayor biodisponibilidad son 𝐥𝐚𝐬 𝐯𝐞𝐫𝐝𝐮𝐫𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐟𝐚𝐦𝐢𝐥𝐢𝐚 𝐝𝐞 𝐥𝐚𝐬 𝐜𝐫𝐮𝐜𝐢́𝐟𝐞𝐫𝐚𝐬.

¿Sabes por qué? Veámoslo con un ejemplo:

100 g de semillas de sésamo contienen algo más que 130 mg de calcio, en cambio, 100 g de brócoli contiene un poco menos que 50 mg de calcio; sin embargo, dado que la fracción absorbible del calcio del brócoli es de más del doble que la del sésamo, la cantidad de calcio que absorberás en 100 g de ambos alimentos es más o menos la misma.

¡Eso sí!: con respecto a las semillas de sésamo, te recomiendo que, o bien las muelas o bien las tomes en forma de tahina. Así te asegurarás que aquello que entra, no sale sin haber sido aprovechado.