¿Eres intolerante al sorbitol? Las cantidad también importa

¿Te sientan mal el aguacate, el pimiento verde o los albaricoques? Algunos vegetales y frutas, como las que llevan hueso (ciruela, melocotón, aguacate, albaricoques…) son naturalmente ricos en sorbitol, un poliol que a veces da síntomas gastrointestinales, como gases, hinchazón o diarrea.⁣

El sorbitol se absorbe en el intestino delgado por medio de un transportador que comparte con la fructosa, el GLUT5, y también por difusión pasiva a través de los enterocitos. Cuando el transportador no funciona correctamente o hay alguna alteración en el epitelio intestinal, se producen efectos osmóticos en el intestino delgado y fermentaciones bacterianas en el colon.⁣

Pero no te desanimes. No tienes que dejar de tomar del todo esos alimentos que tanto te gustan. Los síntomas de este tipo de intolerancia dependen de la dosis; es decir, probablemente no puedas tomar un aguacate entero en la ensalada, pero sí unas rodajitas encima de una tostada. Según la Monash University, hasta 30 g de aguacate no deberían ser un problema.⁣

Si te encantan las cerezas, pero te sientan fatal, prueba tomando dos o tres, pues hasta 25 g es una cantidad tolerable. Y ten en cuenta que, además, estas dosis pueden variar de persona a persona (hay que ir probando).⁣

Y, por último, fíjate en las etiquetas de las bebidas, alimentos procesados, chicles o caramelos que indiquen que son “sin azúcar”, en los medicamentos presentados en formato líquido e incluso en los suplementos naturales, pues el sorbitol se añade como edulcorante bajo el nombre E-420 para mejorar el sabor, para que nos guste más y repitamos.⁣