¿Alucinado?

¡Buenas noticias!

Existe un test complementario para detectar la fatiga adrenal.

Además, te lo puedes hacer en tu propia casa.

¿Qué necesitas?

Estar en una habitación a oscuras y orientar un punto de luz directamente en tu pupila.

🔹 Si tu respuesta es normal, es decir, no padeces de fatiga adrenal, tu pupila se hará más pequeña a causa del estímulo luminoso y se mantendrá así durante al menos dos minutos.

🔹En caso contrario, y tal y como describió el doctor Arroyo en 1924, si padeces de fatiga adrenal, la carencia de cortisol impedirá que la pupila permanezca contraída durante este tiempo o que incluso ni siquiera se contraiga o lo haga de forma muy débil.

¿Has hecho la prueba?

¿Se ha contraído tu pupila?