Ácido sulfhídrico

¿Tus gases huelen a huevo podrido, son silenciosos y tienes tendencia a las heces pastosas o diarreica?¡Quizás tienes exceso de ácido sulfhídrico!

Al igual que el resto de los gases, en pequeñas cantidades tiene propiedades beneficiosas para nosotros:

◼ Antiinflamatorio
◼ Antioxidante
◼ Tiene efectos neuroprotectores
◼ Nos da protección cardiovascular
◼ Es fuente de energía de las mitocondrias
◼ Mantiene la integridad de la capa mucosa 

Pero ¿qué pasa si lo tenemos en exceso? Pues que puede provocar:

◼ Aumento de la permeabilidad intestinal
◼ Dolor abdominal
◼ Defecaciones frecuentes
◼ Colon irritable (diarrea o heces pastosas)
◼ Cáncer colorrectal
◼ Colitis ulcerosa
◼ Fibromialgia
◼ Fatiga crónica
◼ Presión arterial baja
◼ Artritis y otras enfermedades reumáticas 

Si esto es así, la solución será reducirlo. Para ello tendrás que:

◼ Llevar una dieta baja en azufre (reducir la proteína de origen animal y verduras como la cebolla, el ajo y el pimiento rojo) y sulfitos (vino, cerveza, vinagre y fruta deshidratada).

◼ Consumir vegetales ricos en sulforafano (reduce la microbiota SRB) y MAC (carbohidratos accesibles a la microbiota).

◼ Aumentar el consumo de fermentados, ácidos grasos mono y poliinsaturados y proteínas de origen vegetal.

Esto va de gases, ¿crees que tu problema es el exceso de ácido sulfhídrico?