¿Verdadero o falso?

No, no es lo mismo que una persona sea malabsorbente que sea intolerante.

La persona que no absorbe bien tiene un problema en el intestino delgado pues, por motivo genético o secundario a alguna enfermedad, no produce lactasa y por tanto no consigue absorber la lactosa.

La persona intolerante, además de ser no absorber bien, tiene una disbiosis en el intestino grueso que hace que, esa lactosa que no ha sido absorbida en el intestino delgado sea fermentada provocando sintomatología digestiva (o extradigestiva).

¿Sabías que hay bacterias capaces de fabricar lactasa, la enzima que digiere la lactosa? Pues sí, así es.

Por eso, quienes no fabrican lactasa en el intestino delgado, aún sin poder absorber la lactosa, podrían tolerarla, gracias a que sus bacterias del colon consiguen gestionarla.

Por eso, como siempre te decimos, si tienes problemas con la lactosa la solución no es retirarla de tu vida, sino resolver el problema real, tu inflamación y disbiosis intestinales.