Tu sistema inmunitario también se ve afectado por el ciclo menstrual

¿Sabes que existe una relación estrecha entre tus niveles de estrógenos y tu sistema inmunitario?

Los estrógenos tienen una enorme cantidad de funciones en el organismo, por eso, cuando hay exceso o falta de ellos, enseguida nos damos cuenta. En el caso de las mujeres, las fluctuaciones en los niveles de esta hormona a lo largo del ciclo puede reflejarse en una mayor o menor tendencia a enfermar.

¿Has notado que las infecciones de orina y los hongos vaginales suelen aparecer justo antes de la regla? Esto se debe justamente a que, los días previos al sangrado se da una bajada bastante brusca de los niveles de estrógenos.

Los estrógenos mantienen altos y activos los linfocitos T y B y, de forma general, nos ayudan a mantener a raya microorganismos patógenos y tóxicos que se hayan podido colar en nuestro organismo.

Y eso es bueno, a menos que haya un exceso de estrógenos pues allí podríamos tener una respuesta excesiva a retos inmunológicos.

¿Notas estos cambios a lo largo del ciclo?