Probióticos

Los probióticos sólo deben tomarse después de los antibióticos

En los tratamientos antibióticos nadie tiene duda de la importancia de complementar la pauta con un tratamiento probiótico. Cuando te deshaces de los patógenos, siempre te llevas una parte de la microbiota beneficiosa y esto debe contemplarse para evitar infecciones oportunistas.

Sin embargo, no hay tanto acuerdo con el “timing” de la pauta: ¿debo tomar los probióticos durante el tratamiento antibiótico o después? En este punto he encontrado estudios científicos que defienden ambas opciones.

Así que te explicaré cuál es mi experiencia. Yo prefiero dar los probióticos durante el tratamiento antibiótico pues, muchas veces, cuando a posteriori, vamos tarde y ya se ha producido alguna infección oportunista producto de haber desequilibrado la microbiota con los antibióticos… La cistitis y la vaginitis son las más comunes.

Eso sí, la toma de probióticos no debe realizarse al mismo tiempo que los antibióticos, sino que lo mejor es espaciarla unas horas. Y, muy importante, al acabar el tratamiento antibiótico, te recomiendo que sigas tomando los probióticos al menos un mes más.

¿Te ha pasado alguna vez de caer en una cistitis luego de un tratamiento antibiótico? La próxima ves prueba con lo que te he explicado aquí.